Manual de Convivencia

Crear las condiciones para una sana convivencia, el respeto mutuo, la tolerancia con el otro, la vida escolar en paz; facilitar a la comunidad educativa la formación ciudadana que conlleve a la aprobación, promoción y vivencia de los derechos humanos, son los mayores propósitos institucionales al elaborar y entregar este Manual de Convivencia. Es una estrategia de armonización de las relaciones con el otro que facilita el entendimiento, conocimiento, y cumplimiento de las normas como principios esenciales del comportamiento social.  El manual de convivencia no es un instrumento punitivo sino de carácter formativo. 
La Institución Monseñor Francisco Cristóbal Toro no es ajena a este concepto universal, es observante de los cambios que se presentan en la sociedad actual, en nuestros jóvenes y en las leyes colombianas y universales.

El quehacer cotidiano de los estudiantes, profesores y comunidad en general fueron punto de partida para el análisis y diseño del presente Manual de Convivencia.

El presente Manual esta encaminado a alcanzar una convivencia armónica fundamentada en los valores de libertad, dignidad, autonomía, solidaridad, respeto y tolerancia con otros y con su entorno. Se fundamenta en los siete principios básicos de las relaciones humanas:

  • Aprender a no agredir al otro: valorar la vida del otro. No existen enemigos. Respetar la vida íntima de los demás. Valorar la diferencia, que me permita ver y compartir otros modos de pensar, sentir y actuar.
  • Aprender a comunicarse: la convivencia escolar requiere aprender a conversar, esto es que podamos expresarnos, comprendernos, aclararnos, discrepar y comprometernos.
  • Aprender a interactuar: lo cual supone, acercarse a otros, estar con los otros, comunicarse con los otros. Vivir la intimidad.
  • Aprender a decidir en grupo: significa concertar con los otros, los intereses y los futuros. Que la concertación es la condición de la decisión en grupo.
  • Aprender a cuidarse: esto es, proteger la salud propia y la de todos como un bien social. Tener una percepción positiva del cuerpo a nivel personal y colectivo.
  • Aprenser a cuidar el entorno: percibir el planeta tierra como un ser vivo del cual formamos parte. Negociar los conflictos para hacer de la guerra un acto inútil e impensable.
  • Aprender a valorar el saber social: es el cnjunto de conocimientos prácticos, destrezas, procedimientos, valores, símbolos, ritos y sentidos que una sociedad juzga, válidos para sobrevivir, convivir y proyectarse.